Manos

De fobias se alimentan estas manos.
No tocan si no conocen.
Y si te conocen, temblando en un abismo se abocan.
 
Solas otra vez, tiemblan los dedos.
 
Tengo una mano torpe.
Esa era la que pasaba por tu pelo.
La otra era más lista,
desabrochaba botones, sueños.
 
De manos que sueñan,
canté una noche en un MI desafinado.
Mi sueño, mi canto, mi tormento.
Do, re, mi, tú, tú, tú, sonaba tu teléfono.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s