Restos de París

Juegan estas calles con tu presencia
y resuenas en guitarras, que viven con otras penas.
El reflejo de tus ojos es el Sena
y cuando atardece, el cielo es tu risa.
 
Juega esta ciudad con mi tormento,
el recuerdo de tu abrazo es quien me aprieta
y van haciendo espejos estas lágrimas con quien se enfrentan,
mientras siento que el tiempo en mi destino no consuela.
 
Quiero gritar que el mundo se me hace tan pequeño,
en esta historia de muros, de avanzar llena de cadenas,
esas que dejaron varados mis sueños.
Y que por no querer verte a todas horas no te busco,
 
sin embargo, tú recuerdo inevitablemente me encuentra.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s