tumblr_p2nd31vXBT1wcaddoo2_1280

Yo soy la dueña de lo inconcluso.

Si soy algo, soy la exégesis de lo indecible,

la cámara letal de los sueños huérfanos,

de los grandes días en tu memoria.

El silencio que no lleva punto, sino una coma infinita.

Soy el minuto detenido en el miedo de olvidar quién soy;

una boca conturbada, ausente cuando la llamas,

agrietada.

 

Anuncios

Ya no es verdad que mi sombra se haga de tu cuerpo;

reposado en otra mirada,

recuerdo en la mía.

 

El espacio abierto que deja un pensamiento,

que ya no es pensamiento, sino vértigo.

 

La seguridad de mi respiración en la muerte,

incluso, a veces, en la vida.

 

Yo soy toda la certeza que conozco,

la ausencia de palabras que pudieran decir que no.

El miedo,

si algún día te dejara venir hasta aquí

a pintar el frío sobre mi espalda.

 

Ya nada se parece a una canción.

 

Los labios se atormentan en golpes secos.

Ya no saben morirse de amor.

tumblr_oyxy6zLd2M1tcxrm8o1_1280

 

 

 

 

 

 

Un corazón ajeno guardo en el pecho.

Alguien tiembla, porque la piel sí es cierta

y su sangre fluye desordenada, llena de golondrinas muertas que alimentan mi silencio.

Yo sólo quiero precipitarme repitiendo ese nombre,

con cada una de las voces de aquellas que habitan en mí;

recogerme allí en el fondo y retorcerme los huesos otra vez.

Mi reflejo en tus pupilas no me perdona la tristeza,

ni lo incierto de los recuerdos.

¿Cuándo dejarás de suceder?

¿Cuándo coserán los pájaros mi boca sedienta?

No vayas a creer que aún sigo viva;

solo porque a veces, en tus noches,

se cumplan las promesas.

tumblr_ou7u8uEhZm1rnpavmo1_1280

Llegó certero un recuerdo espontáneo

en al abismo en el que te espero;

donde la vida es letargo,

apenas un leve acierto del tiempo.

 

Entonces me vi, extraña, arañando el miedo.

 

He dormido ardiendo sobre esperas

y ahora tan solo soy aire,

piel estratosférica,

ligera como los segundos

cuando pasaban temblando y besaban nuestros labios.

 

Me sobrepasan los años,

el tropiezo recurrente

que nos hizo pedazos,

mientras las canciones,

heridas de silencio, se escurrieron por nuestras manos.

 

Me pasó ya todo en esta vida.

Ya todo.

Menos tú.

xxxx

Enmudecí justo en un momento que nunca podrá recordarse.

Sólo hay un registro, apenas perceptible, del nudo en mi garganta y

una sed amarga.

De mi versión más pequeña acurrucada en su sombra.

Bosques ardiendo de gente sola.

 

Como si hubiera pasado todo en apenas un segundo, en vidas donde nunca pasa nada.

hilo

Me hallo expuesta al filo de mis propios pasos.

¿Dónde guarda el cielo nuestros aullidos?

Y las palabras desordenadas que te pienso,

las ordena un día el viento. Siempre ya demasiado lejos.

lobos